Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Trono de Sangre


Miércoles 18 de septiembre

Título Original: "Kumonosu-jô" (1957)

Dirección: Akira Kurosawa.
Intérpretes: Toshirô Mifune, Isuzu Yamada, Minoru Chiaki, Akira Kubo, Noriyasu Odagura.
Guión:  Akira Kurosawa, Hideo Oguni, Shinobu Hashimoto Ryûzô Kikushima (basado en la obra "Macbeth" de William Shakespeare).
Fotografía: Asakazu Nakai
Música: Masaru Satô
Producción: Akira Kurosawa, Sôjirô Motoki.
País: Japón
Duración: 110 min.

Algunos dicen que Akira Kurosawa es el director más shakesperiano de la historia del cine. También es cierto que William Shakespeare es el dramaturgo con más obras llevadas a la gran pantalla. Kurosawa- Shakespeare es una combinación perfecta que sirvió para llevar las traiciones de la corona inglesa a una batalla entre samuráis desarrollada en el Japón feudal. Trono de Sangre está dirigida por Kurosawa y basada en el Macbeth que Shakespeare escribiera en 1606.

En Trono de Sangre, Kurosawa le da vida a Macbeth a través del personaje de Washizu, interpretado por Toshiro Mifune, uno de los actores más fieles al director japonés. Juntos hicieron 15 películas de las 47 que dirigió el maestro.

Washizu es un hombre atormentado por fantasmas, que no habría pensado en llegar al poder, de no ser por la insistencia de su mujer, Asaji. La ambición insaciable del guerrero digno y orgulloso lo lleva hasta la locura. Kurosawa pone en pantalla el declive psicológico de Washizu y su mujer por medio de contrastes en blanco y negro que van descubriendo a los personajes. "¿Acaso existe algún samurai que no querría convertirse en el señor de un castillo?" pregunta Washizu a su mejor amigo Miki como una sentencia de lo que está por venir: una lucha desleal que llevará a muchos a la desgracia.

Como espectadores, Kurosawa se encarga de “internarnos” y “sacarnos” de las escenas a su antojo. Por momentos estamos fuera de escena, más bien escondidos, como cuando los guerreros están perdidos en el Bosque de las Telarañas, y los seguimos entre los matorrales hasta un lugar de donde no podemos movernos, pero al que ellos regresan. Otras veces estamos dentro de la habitación de Asaji y sentimos también el temor a la muerte.

El director sabe cómo manejar las tormentas, las sombras, el día y la noche para introducirnos en el mundo desgraciado y traidor del Castillo de Washizu. Fiel a Shakespeare, Kurosawa mantiene los conceptos de pesadilla, noche y espanto.
(Texto extraído del blog "Los 365 días" en http://los-365-dias.blogspot.com.ar/)

En suma, "Trono de Sangre" está considerada como una de las representaciones cinematográficas mejor logradas de la obra de Shakespeare.

Ver trailer: