Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Carter, Asesino Implacable

Jueves 14 de mayo - 18 hs

Título original: Get Carter (1971)

Dirigida por Mike Hodges; con Michael Caine, Ian Hendry, Britt Ekland, John Osborne, Tony Beckley, George Sewell, Geraldine Moffat.

Sinopsis:
Cuando su hermano muere en extrañas circunstancias en un accidente de tráfico, el gangster londinense Jack Carter viaja a Newcastle para investigarlo.

"Get Carter" es uno de los más relevantes clásicos modernos de la cinematografía británica, una película que viene a resolver uno de los más arraigados enigmas del género: ¿qué sucede cuando un asesino profesional, un asalariado del crimen, se permite la imprudencia de saltarse las reglas? En "Get Carter", el protagonista, Michael Caine, muestra su lado más duro, en un personaje que se define por su ansia de venganza y su impúdica falta de misericordia. Es un film sombrío, poco complaciente, una mirada a los mecanismos menos confesables de la venganza, ambientado en unos escenarios poco usuales (la industrial Newcastle, un decorado poco habitual en el cine negro). Un homenaje, en definitiva, al cine de género, a la obra literaria de autores como Raymond Chandler y Dashiell Hammett. Fíjense bien en qué libro está leyendo Michael Caine en el tren que le lleva a Newcastle. Efectivamente, es el "Adiós, muñeca", de Raymond Chandler.

Un film sombrío y poco complaciente, que propone una mirada diferente a los mecanismos menos confesables de la venganza. Michael Caine está sencillamente genial.

Si hay una película de la que es difícil hablar es precisamente de ésta, ya que escapa a toda clasificación: es una película de acción con un ritmo muy lento para el gusto actual, casi de documental al principio; está impregnada de un pesimismo vital impresionante, sin embargo hay escenas muy cómicas. Y como el mismo personaje que interpreta Caine, es zafia y ruda, al mismo tiempo que muy elegante.
En Inglaterra es considerada un verdadero clásico, considerada una película de culto. La verdad que gracias a films como éste se da cuenta uno de por qué Michael Caine es una institución en Inglaterra, siendo considerado por el mismísimo Sean Connery (su gran amigo) como el verdadero número uno.

Hace unos años Sylvester Stallone dirigió y protagonizó un innecesario remake de esta joya británica de los setentas, a la cual es conveniente escaparle como al mosquito del Dengue.

Escuchar música:


Ver trailer: