Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Peleador Callejero

Jueves 8 de octubre

Título original: "Hard Times" (1975)

Dirigida por Walter Hill; con Charles Bronson, James Coburn, Jill Ireland. Música: Barry De Vorzon.

Esta pequeña obra maestra del director norteamericano Walter Hill ("The Warriors", "Streets of Fire", "48 hrs") es uno de esos filmes que llegan al corazón sin golpes bajos ni ñoñerías. Todo lo contrario: la película se presenta a priori como una más de esos pasatistas divertimentos pochocleros de violencia y peleas, pero desprende una humanidad, ternura y grandeza de espíritu apabullantes.

Charles Bronson, en su papel de solitario vagabundo que se gana la vida con los puños pelados en la época de la depresión en Nueva Orleans, nos regala uno de los mejores papeles de su carrera. Su Chaney es un personaje duro y parco que refleja muchas carreteras recorridas y décadas de sinsabores sobre su curtida piel, pero Bronson, como Clint Eastwood, sabe cómo hablar con la mirada: siempre es mucho más valioso lo que dice con los ojos que con 100 palabras. Su estado físico (algo clave para una película centrada en el universo de las peleas clandestinas) sobresale en forma contundente, y en esto supera con creces al mismo Eastwood. A los 53 años el actor derrocha un auténtico poderío viril que -lejos de asemejarse a los patéticos patovicas de lámpara solar, anabólicos y gimnasios mecánicos del cine actual (recordemos el promocionado film "300" con sus heroicos protagonistas que parecían escapados de un club de strippers)- calza a la perfección con su papel.

A diferencia de otras películas donde las trompadas son vitales, aquí estas se sienten y viven con total realismo (a diferencia de películas como "Rocky" donde su artificialidad termina molestando), lo mismo que ocurre con todos los personajes, nunca caen en la caricatura sino que son pintados como reales seres humanos. Acompaña a Bronson como su pícaro pero autodestructivo manager nada menos que un impagable James Coburn, otro actor infravalorado que viene del corral de los "duros" pero que cuando tañe la cuerda de la simpatía se muestra imbatible. Juntos hacen una dupla inolvidable, aunque no hay que olvidar al gran Strother Martin como un doctor muy sui generis que cuida de las heridas del luchador y compone la tercera pata de un trío inolvidable.

Todo en esta gran película -que podríamos tipificar "para hombres" (pero no machista, que es otra cosa)- es de un nivel notable: los actores secundarios, el guión, la reconstrucción de época, la fotografía, el ritmo y la música.
"Peleador callejero" ("Hard Times" o sea Tiempos Duros en su título original) es un verdadero clásico menor del cine norteamericano de la década del setenta, y no ha perdido nada de sus valores a pesar de no contar con la ausencia total de efectos especiales o trucos computarizados. Una película de las que ya no hay...

Ver trailer: