Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

A Quemarropa

Jueves 22 de abril a las 18:30 hs.

Título original: "Point Blank" (1967)

Dirigida por John Boorman; con Lee Marvin, Angie Dickinson, Keenan Wynn, Carroll O’Connor, Lloyd Bochner, Michael Strong, John Vernon, Sharon Acker, James Sikking, Sandra Warner.
Guión de Alexander Jacobs, David Newhouse sobre la novella The Hunter de Donald E. Westlake.

Walker (Lee Marvin) es traicionado por su mejor amigo Max Reese y su esposa Lynn cuando recibían en la abandonada prisión de Alcatraz la entrega de una gran cantidad de dinero procedente de una organización criminal. Dejándolo herido y dándolo por muerto lo abandonan desangrado en una celda de la famosa penitenciaria. Walker buscará venganza y su parte del botín; para ello intentará localizar a la pareja en la ciudad de Los Ángeles.

Estupendo y estremecedor thriller dirigido por el siempre excepcional John Boorman y basado en la novela "The Hunter" que Donald Westlake escribió en 1964 aunque con el pseudónimo de Richard Stark; Marvin interpreta a uno de los personajes más duros de toda la historia del cine americano.
Lee Marvin y John Boorman se encontraron por primera vez mientras el primero rodaba “Doce del patíbulo”. Lo que empezó como un mero conocimiento terminó siendo una relación de profunda amistad, que al poco se materializó en el deseo de ambos por trabajar juntos en una película. Y quiso el destino que cayera en su manos una sólida novela de un tal Robert Stark, pseudónimo tras el que se ocultaba Donald E. Westlake.
La feliz alianza dio como resultado una magnífica película en la que muchos quieren seguir viendo influencias de la vanguardia de la Nouvelle Vague francesa, en especial de “Alphaville”, de Jean-Luc Godard, y de su personaje central Lemmy Caution, del que Walker, el personaje de Lee Marvin, toma prestadas algunas porciones de su filosofía vital.

Boorman pues, nos lleva a la ciudad de Los Angeles y nos mete dentro del cuerpo de un tal Walker, un hombre que es dado por muerto después de ser traicionado por su amigo, un gángster llamado Mal Reese, y así vamos descubriendo que este es el amante de la esposa de Walker. Cuando este se cura de sus heridas quiere recuperar a toda costa los noventa mil dólares que ambos robaron, y para ello trama un plan de auténtica venganza...

La película cuenta con un ritmo verdaderamente inteligente a la vez que inspiradísimo, ya que unas veces lo hace de forma pausada para dar un giro vertiginoso en otras ocasiones, cosa que hace de la película una historia sumamente interesante y además aderezada con algunas escenas subidas de sexo -por aquel entonces, por supuesto.

Soberbia la fotografía en color de Philip H. Lathrop y plasmando de forma perfecta el formato panorámico para lograr al máximo esos paisajes tanto inmensos como desoladores de la gran ciudad, y muy buena a la vez la banda sonora de Johnny Mandel. Hay que destacar la presencia de John Vernon (Topaz), aquel gran actor secundario con la cara picada de viruela que le da vida a ese traidor gángster llamado Mal Reese.

Una película llena de puro nervio y dotada al más puro estilo del cine negro en plena era psicodélica, y que sigue siendo tan cautivadora como el día de su estreno.
Como curiosidad, esta película fue la primera en rodarse en la prisión de Alcatraz tras su cierre definitivo en 1963.

Ver trailer: