Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Pan, Amor y Fantasía

Jueves 18 de agosto

Título original: "Pane, Amore e Fantasia" (1953)

Dirección: Luigi Comencini
Intérpretes: Gina Lollobrigida, Vittorio De Sica, Roberto Risso, Marisa Merlini, Virgilio Riento, Maria Pia Casilio, Tina Pica, Memmo Carotenuto
Guión: Luigi Comencini y Ettore M. Margadonna
Fotografía: Arturo Gallea (B y N)
Música: Alessandro Cicognini
Producción: Titanus
País: Italia
Duración: 92 min.

La película, que obtuvo una nominación a los Oscar al mejor guión y fue galardonada con el Oso de Plata en el festival de Berlín de 1954, lanzó a Gina Lollobrigida como estrella del cine italiano y fue el primer éxito de Luigi Comencini. En Sagliena, un pequeño pueblo imaginario del centro de Italia, Antonio Carotenuto, un subteniente de los “carabinieri” procedente del norte de Italia, de mediana edad, soltero y mujeriego (interpretado magistralmente por Vittorio De Sica), se enamora de la guapa Maria Pizzicarella. Maria, llamada la “Bersagliera”, tiene numerosos admiradores, entre los que está también el cabo Pietro Stellati, sobrino del párroco del pueblo, que no se le declara por ser demasiado tímido. Maria corresponde sinceramente a su amor y está decidida a conquistar al joven entre renuencias y concesiones, a pesar de sus escarceos con el maduro subteniente. También Anna la comadrona está enamorada de Antonio, pero oculta sus sentimientos.

La película se desarrolla como una comedia costumbrista con toques de drama. La estética corresponde al neorrealismo italiano, dentro de lo que se ha llamado "neorrealismo rosa", que ofrece una visión optimista, no focalizada en aspectos lacerantes, sino que éstos aparecen reflejados ocasionalmente en el film, confiriéndole un cierto sabor amargo a esta comedia. La población de la aldea incluye ancianos ociosos, que se entretienen como mirones, que alimentan rumores y sospechas. La pobreza se visualiza en el vestir, las viviendas, la precariedad de las infraestructuras y la escasez de alimentos. Cuando el comandante pregunta a un vecino qué come, éste le responde “pan con fantasía” (pan solo). Por la pantalla desfilan personajes típicos de la época, como el vendedor ambulante de telas, los intocables sobrinos del párroco, la leñadora joven, decidida, inocente y de corazón de oro, María “Fisky” De Ritis, etc. Se ven acontecimientos colectivos, hoy tan singulares como la peregrinación de dos días a un monasterio próximo, la procesión de San Antonio con ángeles blancos, la fiesta en la plaza mayor, los uniformes de gala. Las historia está salpicada de humor sutil, irónico y mordaz, que se afirma a través de gestos, situaciones y palabras. En el centro del relato se levanta la sensualidad, atractivo, diligencia y espontaneidad de María, envidiada, admirada y deseada. En lo que hace referencia a sus intereses y a sus amores, ella es la que manda por encima de todos (comandante, párroco, alcalde, comadrona y madre). Encarna a la mujer independiente y autosuficiente, que se formó durante la II Guerra Mundial y se impuso en la posguerra.

El guión se basa en la realidad de las aldeas italianas en los años de posguerra. Se rodó en exteriores de Castel San Pietro Romano (Lazio) y en los Titanus Studios (Roma).

La música, del prolífico Alessandro Cicognini, hace uso de melodías de aires populares, atávicos y rústicos (armónica, flauta). La fotografía ofrece perspectivas amplias y de gran profundidad, primeros planos expresivos y una larga sucesión de diálogos. El filme obtuvo un gran éxito de público gracias a las brillantes interpretaciones de Vittorio de Sica y Gina Lollobrigida en unos de sus papeles más recordados, así como el gran casting de actores secundarios.


ver escena: