Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Audaz Golpe de los Desconocidos de Siempre

Jueves 1 de septiembre

Título original: "Audace Colpo dei Soliti Ignoti" (1960)

Dirección: Nanni Loy
Intérpretes: Vittorio Gassman, Renato Salvatori, Claudia Cardinale, Nino Manfredi, Carlo Pisacane, Tiberio Murgia, Vicky Ludovici y otros.
Guión: Agenore Incrocci (Age) y Furio Scarpelli; Nanni Loy en diálogos.
Fotografía: Roberto Gerardi
Música: Piero Umiliani - Chet Baker
Producción: Franco Cristaldi
País: Italia
Duración: 113 min.

Peppe el Pantera (Vittorio Gassman en un inolvidable papel) acude con su banda de ladrones a la llamada de un amigo, Virgilio "el milanés" (Riccardo Garrone). En Milán tienen la oportunidad de dar un golpe maestro, consistente en atracar un camión que transporta el dinero de la recaudación del "Totocalcio" (el Prode italiano). Pero como es de esperarse, pronto las cosas se complican.

Nanni Loy sustituye como director a Mario Monicelli en esta secuela del antológico film "Los Desconocidos de Siempre", una de sus mejores comedias. Vittorio Gassman y Claudia Cardinale retoman sus divertidos personajes junto a un inolvidable Carlo Pisacane en su papel de Capanelle, Tiberio Murgia y Gastone Moschin, esta vez sin Marcello Mastroianni pero con la presencia de Nino Manfredi y Vicky Ludovici.

El film, al igual que su predecesor, resulta ser una parodia de las películas al estilo de Rififí, con una organización científica de grandes golpes criminales pero en un clima de improvisación a la italiana que le otorga un tono irresistibilmente comico y ridículo. La estupenda banda sonora original de Piero Umiliani con solos de trompeta de Chet Baker contribuye a evocar irónicamente el género policial antes mencionado.

Resaltando aún más la veta cómica de su antecesora, esta secuela es fundamental para todos aquellos que aprecien o gusten de la época de oro de la comedia italiana y de visión obligatoria para los que vieron la primera.


Ver escenas: