Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Hablemos de Mujeres

Jueves 8 de septiembre

Título original: "Se Permettete Parliamo di Donne" (1964)

Dirección: Ettore Scola
Intérpretes: Vittorio Gassman, Walter Chiari, Riccardo Garrone, Marco Tulli, Eleonora Rossi Drago, Maria Fiore, Attilio Dottessio, Rosanna Gherardi, Mario Lucidi, Donatella Mauro, Ivy Olsen, Olga Romanelli, Heidi Stroh.
Guión: Ettore Scola, Ruggero Maccari
Fotografía: Alessandro D'Eva (B y N)
Música: Armando Trovaioli
Producción: Concordia Compagnia Cinematografica / Fair Film
País: Italia
Duración: 108 min.

Primer largometraje de Ettore Scola, conformado por nueve segmentos independientes protagonizados maravillosamente por Vittorio Gassman, que hablan sobre el amor, el romance, y en definitiva, las mujeres. Con un tono satírico y melancólico al mismo tiempo, Scola consigue retratar con extraordinaria maestría la sociedad italiana en el período del boom económico.

Ettore Scola, como buen italiano, no ahonda en el porqué sino en el cómo se comportan las féminas a lo largo de nueve sketches -o nueve maneras diferentes de reírse de las relaciones entre hombres y mujeres. Pero no sólo retrata a las mujeres, sino también al carácter del hombre italiano (o latino en general): embaucador, vividor, machista, pollerudo y con una irresistible pasión por seducir a todo lo que tenga dos piernas y escote.

El camaleónico Vittorio Gassman interpreta diferentes papeles en cada uno de los episodios, desde un bromista empedernido hasta un prisionero y desde un campesino bruto hasta un niño de mamá, siempre rodeado de bellas mujeres italianas. Así, a lo largo del film desfilan por la pantalla toda una fauna masculina de farsantes, libidinosos, sometidos, perdedores, perezosos, jetones, cornudos, cartoneros, playboys y unos cuantos chantas.

Un verdadero tour de force interpretativo que sólo puede ser llevado adelante por un actor brillante, dúctil y único como el grande Vittorio.


Ver escena: