Este ciclo está dedicado a aquellos géneros cinematográficos que por lo general no se ven reflejados en los ciclos de cine-debate o cine arte, como por ejemplo, el cine clásico, el cine bizarro, la ciencia ficción, el cine negro, el erótico, el de terror, el spaghetti western, el blaxploitation, el anime, el cine clase 'b' en general y otros géneros. Dentro de estos subgéneros cinematográficos pueden encontrarse verdaderas joyas cinematográficas, como así también las peores películas de la historia; pero si hay algo que todas tienen en común es su garantía de diversión. Esperamos que lo disfruten.

Los Cínecos



PROGRAMACIÓN AÑO 2014

Conciencias Muertas

Jueves 3 de Septiembre

Título original: "The Ox-Bow Incident" (1943)

Dirigida por William A. Wellman; con Henry Fonda, Dana Andrews, Anthony Quinn, Mary Beth Hughes, Harry Morgan y otros.

La acción tiene lugar en una pequeña localidad olvidada cerca del valle de Ox-Bow, entre las 3 de la tarde y las 24 h. de un día del invierno de 1885. Art Croft (Morgan) y Gil Carter (Fonda) son dos amigos que trabajan como temporeros en la región y llegan al Conby’s Saloon a tomar unos whiskeys y a preguntar por la ex amante de Carter, que se marchó con otro. Poco después llega la noticia del asesinato del vaquero Larry Kinkait.

El asesinato rompe la aparente tranquilidad de un pueblo del oeste americano. Ausente el sheriff, los hombres del pueblo deciden formar una partida para encontrar a los culpables.

"Conciencias Muertas" es una crónica sobre la irracionalidad de la violencia bajo circunstancias extraordinarias. Una pequeña y tranquila comunidad decide tomar justicia por sus propias manos, sin detenerse a reflexionar en las consecuencias y la legitimidad de este acto. Esta simple anécdota es suficiente para desarrollar uno de los filmes más poderosos y vigentes del western, cuyo argumento trasciende los límites de su género para insertarse en un nivel más amplio y universal.

Considerada demasiado sombría y pesimista, la novela de Tillburg Clark tardó varios años en ser llevada a la pantalla. La tenacidad del director William A. Wellman -reconocido por su capacidad para combinar drama con mensaje social- tuvo éxito cuando la productora Fox aceptó el proyecto a cambio de que Wellman dirigiera otros dos filmes. Wellman logró capturar la atmósfera opresiva y trágica del relato de Tillburg Clark en tan solo 75 minutos, lo cual convierte a este filme en uno de los clásicos más breves de la historia.

El ritmo altísimo no deja al espectador ni un momento de respiro. La estupenda fotografía de Arthur C. Miller nos regala planos inolvidables y simbólicos y que, junto a la buena mano de Wellman, dan lugar al ambiente sombrío y trágico que envuelve toda la película. Estupendas interpretaciones con un gran reparto, encabezado por un Henry Fonda magnético a más no poder y mostrando una mirada perdida que es reflejo perfecto del abismo al que se dirigen los protagonistas, donde destaca un muy joven Dana Andrews, en el papel más dramático e importante de su carrera. Fue nominada al Oscar como Mejor Película.

Ver trailer, presentado por el mismo Henry Fonda: